Dónde comprar PCBs para nuestros proyectos.

Hoy vengo con buenas noticias para todos los amantes de crear sus propias placas de circuito impreso en casa.

Recientemente he tenido la necesidad de realizar bastantes proyectos en un espacio corto de tiempo, y viendo los precios de internet y los de las tiendas locales donde conseguir este tipo de material llegué a la conclusión de que necesitaba buscar una alternativa a lo que venía haciendo hasta ahora.

Era inviable tener que hacer una placa sencilla y que más del 80% del presupuesto se lo llevase únicamente el circuito impreso con los precios de compra de las pequeñas tiendas de electrónica existentes aquí en la zona.

Dicho lo cual, quiero presentaros y contaros la experiencia de compra con la tienda que en mi opinión es la mejor opción que hay a día de hoy. Se trata de comprar placas de PCB a los distribuidores oficiales de BUNGARD en España, “Circuitos Electrónicos Granollers”.

El proceso de compra en general fue impecable y paso a describirlo a grandes rasgos.

img_20140117_125232

Tras ponerme en contacto con ellos para solicitar un listado de precios, me contestaron al correo enseguida con un PDF adjunto donde se mostraban los precios de venta al público que paso a detallar:

Placa PCB fotosensible positiva de 100×160 FR2 (REF.PKP-303) tiene un precio de 2.31€ frente a los 4.95€ que cuesta en una tienda física de la zona.

¿La diferencia? Más de 2.50€, o lo que es lo mismo, bastante más del doble de precio. Esta diferencia se repite en todas las referencias así que sólo hay que hacer unas cuantas cuentas para considerar cubrir los gastos de envío (en mi caso 7.25€ por carta certificada para más de 500.gr de placas). Sólo con pedir unas 3 o 4 placas ya tienes más que cubiertos los gastos de envío y a partir de esa cantidad, comienzas a comprar considerablemente más barato que en las tiendas físicas que hay disponibles por aquí e incluso bastante más barato que en muchas de las tiendas por internet, en las que al final también hay que añadirles los gastos de envío.

El truco para los que necesitamos enviarlas simplemente está en comprar en “grandes” cantidades. El punto a favor que tienen estas placas y por lo que en mi opinión le dan mil vueltas al resto, como las Repro, es que vienen protegidas por una película protectora pegada muy pero que muy bien, por lo que eso nos permite dos cosas:

  • Protegerlas de los rayos UV que son los que nos echarían a perder las placas. Según el fabricante se pueden guardar perfectamente unos cuantos años manteniendo todas sus características (siempre y cuando no se guarden a pleno sol, eso es de cajón). Sin ir más lejos las mías venían con “fecha de caducidad” para pasado 2015, así que no hay problemas en almacenarlas y tenerlas guardadas. Un diez para BUNGARD.
  • Poder manejarlas a nuestro antojo, dibujar patrones de corte y cortarlas con sierras sin miedo a velarlas, ya que al estar tan bien pegada la película protectora, al cortar las placas esta no se despega y sigue quedando protegida la placa. Otro diez en este aspecto a diferencia de otras marcas que vienen con una simple hoja negra sin pegar y que impide poder cortar las placas grandes a nuestro gusto. Con esta técnica podemos aprovechar mejor zonas que nos quedan “de sobra” en algunas placas y que pueden sernos muy útiles en el futuro para pequeñas placas.

Dejando de lado ahora el “review” del producto y volviendo a la compra, tras concretar el presupuesto de las placas solicitadas, me comunicaron que en el momento del envío no quedaban placas de un tipo en stock, pero que las habían cambiado por la misma medida de una FR2 a una FR4, y por si fuese poco eso, encima me habían mandado algo de material extra. EXCELENTE el trato al cliente. Cuesta creerse que todavía existen empresas que se preocupan por sus clientes y no por sus ingresos únicamente… Queda claro que incluso a igualdad de precios con tiendas locales, donde el trato deja mucho que desear, se han ganado un cliente incondicional porque encontrarse con empresas así, da gusto hoy en día. Un diez para CE-Granollers.

Al día siguiente ya tenía en casa las placas (lo bueno que tiene estar en provincias casi limítrofes). El empaquetado, perfecto. A prueba de transportistas de correos.

Aquí algunas fotos del contenido del paquete:

Deja un comentario